Mindfulness y Compasión
Terapias de tercera generación

Que es Mindfulness y Compasión

Existen diversas definiciones para explicar lo que es el Mindfulness. La más conocida por todos, viene de la persona que ha logrado fusionar la meditación budista, en concreto, el texto y práctica del Satipatthana Sutta con la medicina integral y la psicología occidental.

Mindfulness es la capacidad de prestar atención de forma intencional al momento presente, sin juicios

Jon Kabat Zinn

Etimológicamente la medicina y la meditación tienen un mismo significado, lo cual, ya desde nuestros ancestros, entendían la observación de la mente, también como una medicina para el hombre. Sus raíces provienen del latín, mederi, cuyo significado es “curar”. A su propia vez, la palabra mederi, procede de una raíz indo-europea más antigua que quiere decir “medir”.

Etimológicamente la medicina y la meditación tienen un mismo significado

Si tomamos por definición, que la medicina, es la ciencia que posee los medios para restaurar la “medida interna correcta” del organismo cuando ha sido perturbada por una enfermedad o lesión, es decir, medir para curar; también podemos afirmar que la meditación, es el proceso de percibir de forma directa la “medida interna correcta” de lo que ocurre en uno mismo a través de una cuidadosa y objetiva auto observación. Medir para curar.

Este el propósito del Mindfulness.

Observar y gestionar de forma hábil las sensaciones corporales, las emociones y los pensamientos para liberarse de estar atrapado en una mente en constante “movimiento y ausencia”, sin darse cuenta de lo que está sucediendo momento a momento.

Mindfulness y Compasión

Mindfulness y Compasión, dos conceptos complementarios que forman parte de un todo. Son como las dos alas de un pájaro que aletean al unísono al tomar vuelo. El término compasión, en nuestra cultura, puede estar equivocadamente asociado a una emoción de pena o a darle un cierto matiz religioso.

Su significado es mucho más profundo y evolucionado. Dos de las principales fuentes de sufrimiento que toman vida al contacto del entorno con nuestra experiencia, son el rechazo y el modo de apego, es decir, la forma que tenemos de relacionarnos con lo que nos desagrada o nos gusta.

En nuestra cultura el término compasión puede estar equivocadamente asociado a una emoción de pena

El resultado de cultivar este “nuevo circuito neural” a través de la emoción de la compasión, va a tener como resultado, una actitud de acercamiento y cuidado en relación a lo que afecta a nuestro ser, cuando la evitación con lo que nos disgusta o en la separación de los que nos da placer nos hacer sufrir. La compasión lleva implícita actitudes como la aceptación, la tolerancia, el permitir que las cosas sean tal y como son, para generar estados de amabilidad, gentileza, cuidado, ternura, hacia uno mismo y hacia los demás.

La compasión lleva implícita actitudes como la aceptación y la tolerancia

Así es como esta nueva “medicina que cura” al ser humano, es rescatada de las tradiciones de oriente y va tomando un espacio cada vez más relevante en occidente.

Fuente: Kabat Zinn, Jon. “Vivir con plenitud las crisis”. Kairós, 2004

20 Razones por las que aprender a practicar Mindfulness

  1. Puede reducir drásticamente el dolor y la reacción emocional al mismo.
  2. Mejora el estado de ánimo y la calidad de vida.
  3. Mejora la memoria de trabajo, la creatividad, la capacidad de concentración y la velocidad de reacción. También mejora la resistencia y la capacidad de recuperación.
  4. Es un potente antídoto contra la ansiedad, el estrés, la depresión, el agotamiento y la irritabilidad.
  5. Es, al menos tan eficaz, como el counselling o los fármacos para el tratamiento de la depresión clínica.
  6. Reduce el comportamiento adictivo y autodestructivo.
  7. La meditación mejora la función cerebral y calma la parte del cerebro encargada de producir hormonas del estrés.
  8. La meditación mejora el sistema inmune.
  9. Puede ralentizar el envejecimiento celular.
  10. Mejoran el control de azúcar en sangre en la diabetes tipo II.
  11. Mejora la salud del corazón y circulatoria, reduciendo la presión arterial.
  12. Mejora la concentración y la precisión en tareas complejas.
  13. Mejora la calidad de la comunicación y las relaciones.
  14. Eleva la claridad de nuestro pensamiento y las intenciones.
  15. Mejora la eficiencia y la seguridad en el trabajo
  16. Profundiza en la paz mental y el sentido del fluir con el presente.
  17. Profundiza la comprensión y despierta la sabiduría intuitiva.
  18. Despierta la autenticidad, la ecuanimidad, la ética y el autocuidado personal y hacia los demás.
  19. Aumenta la resiliencia y fortaleza ante los cambios.
  20. Porque es bueno para la salud.

Terapia basada en el Mindfulness

Las terapias de tercera generación aplicada en el ámbito clínico de la consulta psicológica, están entrando con fuerza por su novedad y cambio de enfoque a la hora de tratar patologías, obteniendo muy buenos resultados. El mindfulness se está evidenciando científicamente como una eficaz herramienta de autoconocimiento y autogestión de diversos trastornos, avalados por cada vez más numerosos estudios, corroborando y ampliando sus ámbitos de aplicación terapéutica.

El hombre va siempre bordeando precipicios, y, lo quiera o no, su obligación más auténtica es mantener el equilibrio.

José Ortega y Gasset

Dos características fundamentales…

…por lo que en terapia se entrena al cliente en Mindfulness para lograr cambios saludables con un constante feed-back de su práctica y una psicoeducación espacio-estructurada.

1. Defusión cognitiva

Consiste básicamente en desvincularse de aquellas sensaciones, emociones y pensamientos que ocupan nuestra experiencia secundaria, es decir, todo lo que se añade de más a lo vivido en el aquí y ahora de ese momento y que acaban por enredar el presente de forma automática sin que nos demos cuenta. Dicho de otra manera, la persona aprende a través del Mindfulness, a distinguir entre la percepción de sí misma respecto a sus experiencias internas, de forma que uno queda libre de ser arrastrado por ellas. Esta libertad es de por sí ya muy sanadora.

2. Desliteralización

La frase con la que se relaciona este término es la de “los pensamientos no son lo hechos”. Mindfulness ayuda a darse cuenta de que el propio discurso verbal/conceptual que tiene la persona, no tiene porque que ser una realidad absoluta, ni se tiene porqué depender de ello, ya que son categorías o etiquetas que patológicamente pasan a conformar la identidad personal del sujeto, y que en su realidad última, están vacías de contenido. De esta forma, la persona aprende a ser más tolerante y permisivo consigo mismo y con las circunstancias constantemente cambiantes del entorno.

Mindfulness se ha demostrado empíricamente eficaz en relación a los siguientes tratamientos:

  • Trastornos de Ansiedad y Estrés.
  • Tratamiento y Prevención de recaídas en Depresión.
  • Trastornos Obsesivos Compulsivos (TOC).
  • Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).
  • Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT).
  • Tratamiento contra el Dolor Crónico.
  • Trastornos de personalidad.
  • Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Fuente: Miró, Mª Teresa & Simón, Vicente.” Mindfulness en la práctica clínica”. Ed. Desclée de Brouwer, 2012.

Terapia centrada en la Compasión

Aprender a desarrollar y fomentar primero el autocuidado y la comprensión hacia uno mismo, es algo que en nuestra cultura, por desgracia, se tiene dada la espalda.

El problema humano básico es la falta de compasión. Mientras este problema subsista, subsistirán los demás problemas. Si se resuelve, podemos esperar días más felices.

Dalai Lama

El trabajo en terapia irá enfocado a “liberarse” de la rumiación de aquellas emociones que inundan la experiencia personal de cada uno, como pueden ser la autocrítica, en la culpa, en la vergüenza… en definitiva, aprender a tomar conciencia y darse cuenta de que emociones afectan a cada uno y aprender a relacionarse con ellas de otra forma. El cómo, de esta “liberación” es la gran novedad de esta terapia de tercera generación. Se trabajará a través de la atención plena, lo que se conoce como la “paradoja del Mindfulness”, es decir, en vez de rechazar y evitar nuestro malestar, tanto a nivel de sensaciones corporales, emociones y pensamientos, lo que se trabaja es el abrazarlas y el aceptarlas. Además de aprender a añadir e integrar un nuevo discurso compasivo hacia uno mismo. Esta es la razón fundamental por la que terapéuticamente hablando, el Mindfulness está teniendo tanto éxito y repercusión mundial.

Aprender a tomar conciencia y darse cuenta de que emociones afectan a cada uno y aprender a relacionarse con ellas de otra forma.

Foto con el Dr. Paul Gilbert. Creador de la Terapia Centrada en la Compasión.
Foto: Luis con Paul Gilbert.